Nuevo

Moratoria sobre la deforestación en Indonesia

Moratoria sobre la deforestación en Indonesia


NOTICIAS DEL MUNDO DEL MEDIO AMBIENTE

Moratoria sobre la deforestación en Indonesia

28 de mayo de 2010

Buenas noticias para el mundo del medio ambiente: el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, anunció en Oslo durante la Conferencia Internacional de Deforestación, actualmente en curso, se dictará una moratoria de dos años sobre el tema de nuevas concesiones para la conversión de bosques vírgenes en campos cultivados.

Quizás pueda parecer una noticia menor, pero nos damos cuenta de que no lo es cuando pensamos que solo Indonesia tiene más de 100 millones de hectáreas de bosque con una biodiversidad animal y vegetal única en el mundo. Indonesia es de hecho el estado archipiélago más grande del planeta, está formado por 17.508 islas de las cuales unas 6.000 están habitadas, con bosques que cubren alrededor del 60% de su superficie. Gracias al clima tropical y la gran variedad de orografía del territorio, Indonesia ocupa el segundo lugar en el mundo por el nivel más alto de biodiversidad del planeta, después de Brasil. No hace falta decir, por tanto, que la destrucción de los bosques también destruye la biodiversidad animal y vegetal que los pueblan.


Nota 1

Según Greenpeace, Indonesia y Brasil ocupan el tercer y cuarto lugar respectivamente (China ocupa el primer lugar y los Estados Unidos el segundo) en el ranking de países emisores de CO2, contribuyendo juntos al 40% de las emisiones globales por deforestación y el segundo lugar. IPCC ( Panel Intergubernamental de Cambio Climático) de la ONU, la deforestación es responsable del 17% de las emisiones de gases de efecto invernadero: en la práctica más que todos los medios de transporte que circulan en el planeta.


Nota 2

Esta gran cantidad de emisiones de CO2 se debe a que para la deforestación se crean canales de drenaje de agua en los bosques vírgenes (recuerde que se trata de bosques de turba) por los que primero se transportan los árboles talados para uso comercial y posteriormente toda el agua. se drena del terreno y se quema la vegetación residual que queda en el terreno despejado, introduciendo así enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

Posteriormente, en estas tierras se cultiva la palma de aceite utilizada por las industrias alimentaria, cosmética y de biocombustibles.

Por lo tanto, una moratoria sobre las concesiones para la explotación de tierras forestales, trae consigo tanto una reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera como una salvaguarda de la biodiversidad.

Esta decisión viene gracias a que Noruega invertirá en Indonesia, para la protección de los bosques, mil millones de dólares que le permitirán devolver un dinero que no recaudará de las grandes industrias que compran concesiones para la deforestación. De hecho, la lógica noruega es que no se puede esperar que los países en desarrollo asuman el costo de reducir la deforestación por sí solos sin el apoyo de los principales contaminadores como Europa, Estados Unidos, Japón y muchos otros.

Por supuesto, es un gran paso, pero sería aún mejor si la moratoria también se extendiera a las concesiones ya vigentes.

Nota

(1) Fotografía original cortesía de CIA (Agencia Central de Inteligencia) EE. UU.
(2) Fotografía original Greenpeace


INDONESIA: Deforestación, ¿habrá alguna vez una parada real?

La letra de una canción del mítico Joan Baez sonaba “¿A dónde se fueron todas mis flores?”. Algún día Indonesia tal vez se haga la misma pregunta, quizás agregando bosques, tigres, orangutanes, elefantes, aves y antiguas comunidades forestales, si no logra controlar la rápida deforestación en uno de los bosques más ricos. Mientras el ícono de la década de 1960 cantaba contra la guerra de Vietnam, los grupos ecologistas indonesios lanzaron una guerra contra la deforestación en un país que alberga el 15% de todas las especies conocidas de plantas, mamíferos y aves. Algunos ya están en peligro crítico como resultado de la deforestación para dar paso a las industrias del aceite de palma, la minería y el papel.

A raíz del primer año de una moratoria de dos años sobre la deforestación que siguió al compromiso de Noruega de donar mil millones de dólares, una coalición de grupos ecologistas locales e internacionales pidió al presidente indonesio esta semana que fortaleciera la moratoria porque puede convertirse en una herramienta real. para reducir y finalmente detener la deforestación en el país.

“La moratoria actual solo suspende la solicitud de permisos para nuevos bosques, no ordena una revisión de los permisos existentes. Hay otros errores increíbles en la moratoria que deben abordarse si Indonesia quiere cumplir con sus compromisos internacionales ". dijo el asesor de política forestal de Greenpeace SoutheastAsia, Yuyun Indradi. Tales preocupaciones surgieron antes de la cumbre Río + del próximo mes sobre desarrollo sostenible.

Los grupos ambientalistas dicen que la prohibición se ve socavada por una legislación débil y su aplicación, que brindan muy poca protección adicional para los bosques y suelos de turba y ninguna asistencia para proteger los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales que dependen del bosque. Además, si las tasas de deforestación continúan en un promedio de un millón de hectáreas por año, todos los bosques de Indonesia serán destruidos dentro de 50 años.

A principios de este mes, los grupos dijeron que fueron testigos de la destrucción continua de los bosques por parte de varias empresas a pesar de las moratorias. Estimaciones realizadas por los grupos hablan de 4,9 millones de hectáreas de bosques primarios y suelos turbosos, de un total de 71 millones cubiertos por la moratoria, perdidos a finales de mayo por empresas de palma aceitera, mineras y otras conversiones forestales.

La semana pasada una de las empresas más grandes del mundo y una de las más criticadas por la destrucción de bosques, Asia Pulp And Paper (APP), anunció que suspendería la limpieza de bosques naturales a partir del 1 de junio y que adoptaría mejores medidas ambientales. prácticas., anuncio que recordó de inmediato la rápida reacción de Greenpeace que negó la existencia de buenas prácticas por parte de APP, denunciando que en febrero, desde los últimos sobrecargas de vuelo, hay indicios de tala de bosques para toda la región de Sumatra.

Deforestar significa desperdiciar la vida salvaje. Todavía quedan sólo 400 tigres, los orangutanes de Sumatra se han convertido en menos de 200 este año desde los 1000 a principios del milenio, mientras que sólo 3000 elefantes de Sumatra todavía son salvajes, sólo la mitad del número presente en 1985. "Es razonable esperar que haya son muchas especies en peligro de extinción que no han sido documentadas ”, dice Louis Verchot de IPS CIFOR.

Pero también comunidades indígenas enteras que dependen del bosque para su alimentación, vivienda y vida se ven afectadas por la deforestación. Dado que la mayor parte de la tierra pertenece al estado, el gobierno ha abandonado los derechos ancestrales de las comunidades aborígenes a las empresas, según el Grupo de Derechos de los Pueblos Indígenas.

La deforestación que se produce en Indonesia tiene consecuencias que van mucho más allá de las 17.000 islas del archipiélago, ya que el país es el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero después de China y Estados Unidos.

Un gran volumen de estos gases de efecto invernadero proviene de la destrucción de suelos de turba de Indonesia, que se consideran el depósito de carbono más crítico del mundo, que contienen 35 mil millones de toneladas de carbono que se liberan a la atmósfera en forma de CO2 cuando se quema para producir camino para plantaciones de acacia, eucalipto y palma aceitera. Si bien los grupos ecologistas creen que Indonesia debería hacer más para detener la deforestación, algunas figuras indonesias dicen que el archipiélago necesita más incentivos para esto.

"El ministerio forestal necesita un presupuesto de más de 500 millones de dólares al año para combatir la deforestación", dijo el director de protección forestal del ministerio, Darori, quien considera que los mil millones de dólares prometidos por Noruega son "insuficientes" y que dice que "Indonesia necesita el apoyo del mundo "para llevar a cabo esta tarea.

Para Greenpeace, y no solo para ella, “el dinero nunca es suficiente si no podemos resolver los problemas de corrupción en el sector de protección forestal”.

“La promesa de Noruega” dice Verchot “no quería resolver todo el problema, pero transformó la discusión en Indonesia, en realidad fue exitosa ... La promesa de Noruega durante varios años es significativa y si allana el camino para más sumas de REDD +, entonces el programa puede volverse sostenible ". Darori dijo que doce propietarios de plantaciones de Sumatra fueron condenados a 8 años de prisión por deforestación ilegal con multas de 500.000 dólares cada uno.

El presidente indonesio ha prometido recortar las emisiones entre un 26% y un 41% con la ayuda de la comunidad internacional para 2020, y agregó, sin embargo, que la industria relacionada con los bosques es muy importante para el país y para la economía nacional. Baste decir que aporta 21.000 millones de dólares y un 3,5% a la economía nacional al emplear al 4% de la población activa.


Índice

Los principales impulsores de la moratoria son la asociación Hands Off Cain y el Partido Radical Transnacional y, en menor medida, Amnistía Internacional y la Comunidad de Sant'Egidio. La primera propuesta de resolución de moratoria fue presentada, por iniciativa de Hands Off Cain, a la Asamblea General de la ONU de Italia, en 1994, durante el primer gobierno de Berlusconi [2]. Esta propuesta no fue aceptada por ocho votaciones.

Desde 1997, por iniciativa italiana, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU ha aprobado cada año una resolución que pide "una moratoria de la pena de muerte, con miras a la abolición completa de la pena de muerte" [3]. Sin embargo, estas decisiones de la comisión nunca fueron confirmadas por la asamblea general.

En 1999 toda la Unión Europea se incorporó a la posición italiana, y ese mismo año Amnistía Internacional agregó a los Estados Unidos de América a su lista de países en violación de los derechos humanos. Estados Unidos rechazó las acusaciones y señaló a China como un infractor aún mayor. [4] El 12 de diciembre de 1999, con el inicio del Jubileo de 2000, el Papa Juan Pablo II también reafirmó su apoyo a la moratoria. Durante todo el período del jubileo, las luces del Coliseo permanecieron encendidas. [5]

El 17 de diciembre de 2000 Mario Marazziti, portavoz de la Comunidad de Sant'Egidio, presentó una petición firmada por 3,2 millones de personas al entonces Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan. Los firmantes, de 145 naciones diferentes, incluyeron personalidades como Elie Wiesel, el Dalai Lama, el reverendo George Carey (en ese momento arzobispo de Canterbury), Václav Havel (entonces presidente de la República Checa), Abdurrahman Wahid (en ese momento presidente de la República Checa). Indonesia) y altos funcionarios del Vaticano. Amnistía Internacional y la campaña "Moratoria 2000", dirigida por la hermana Helen Prejean, autora de Condenado a muerte. [5]

En 2007, el gobierno de Prodi II volvió a proponer la moción, después de que el Parlamento Europeo la apoyara una vez más. [6] El 15 de noviembre la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, a propuesta italiana [7], aprobó la resolución de moratoria universal de la pena de muerte por 99 votos a favor, 52 en contra y 33 abstenciones [8]. El 18 de diciembre de 2007 la Asamblea General de las Naciones Unidas ratificó la moratoria aprobada por la comisión [9], 104 votos a favor, 54 en contra y 29 abstenciones. La moratoria fue propuesta y fuertemente deseada por Italia, representada por el canciller Massimo D'Alema.

En 2008, por segundo año consecutivo, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la resolución de moratoria de la pena de muerte, con 106 sí, 46 no y 34 abstenciones. En 2010, la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una nueva Resolución, que sigue a la de 2007 [10].

En 2016 se adoptó el sexto texto a favor de la moratoria a partir de 2007. La nueva Resolución fue adoptada por 117 votos a favor, 40 en contra, 31 abstenciones y 5 ausentes [11].

La diferencia entre moratoria y abolición es que en el primer caso los estados suspenden la aplicación de la pena de muerte, manteniéndola en sus propias instituciones legales (pudiendo así volver a aplicarla en el futuro sin cambios legislativos) [12], mientras que en el segundo caso, esta sanción quedaría totalmente eliminada de la legislación nacional.

Aunque los promotores de la moratoria quieren abolirla, la vía de la moratoria (menos limitante para la soberanía de los estados individuales) fue elegida para convencer incluso a los países indecisos [13].


Buscar en el sitio

hola chicos =)

Pensé que sería útil en el campo del ahorro de agua potable, dada su cada vez más escasa presencia en la superficie terrestre que cada país tiene su propia cuenca de recolección de agua potable y que en cada casa había 2 conductores para el transporte de agua, uno para beber agua para alimentos y el otro para agua de lluvia para desagües.

Propongo algunos comentarios y opiniones que me han sido mosi:

- recogida puerta a puerta diferenciada en TODOS los municipios.

Leo el uso de dos tipos de agua: potable para comida y bebida y otra no potable para otros usos como lavar ropa es una buena idea pero si pensamos en una gran ciudad como Nápoles las cañerías serían extraordinariamente complejas.

Quizás otra idea sea utilizar residuos orgánicos para compost y abrir centros de compostaje y crear empleos y fertilizantes naturales.

Son todas hermosas ideas, y quién sabe cuántas propuestas igualmente interesantes son hechas por otros grupos como el tuyo, por personas sensibles a estos temas. Yo mismo tengo ideas al respecto, algunas muy radicales, otras menos, pero en mi respuesta no quiero hablarles sobre esto. Quiero, de hecho debo, hablar en lugar de los problemas que obstaculizan ideas como la suya, la mía y todas las demás personas ya mencionadas.

El hecho de que tenga que hablar de estos problemas (que apuesto a que todos ustedes ya lo saben) me molesta enormemente, porque tal discusión tendría que centrarse completamente en ideas, propuestas, alternativas, etc. Sin embargo, sería como hablar de lo que quieres hacer más allá de un muro, sin dedicar tiempo y recursos a cómo romper ese muro y luego convertir las ideas en realidad.
Creo que el verdadero problema, en estas situaciones, más que en los recursos y técnicas de construcción, está en el DINERO. Ha hablado con razón de ideas que se harán realidad después de la crisis económica, el problema es que aquí se trata de si alguna vez habrá alguien dispuesto a invertir en proyectos de este tipo. Con la segunda tubería recolectaríamos agua de lluvia, pero como esta está disponible en abundancia, sería prácticamente gratis y solo se pagaría la construcción de la nueva tubería. Algo maravilloso para nosotros, por supuesto, pero a menos que construyamos este gasoducto nosotros mismos, ¿quién estaría dispuesto a invertir dinero en este proyecto? Por no hablar de las pérdidas económicas que sufrirían las personas que hoy nos prestan el servicio de agua, ya que paradójicamente el mayor desperdicio de agua (que para ellos se traduce en lucro) en un hogar hoy es el de los desagües de los baños. Incluso el hecho de que las luces se apaguen durante unas horas, aunque no puede evitar traer beneficios para nosotros y el medio ambiente, todavía se traduce en una disminución de las ganancias de quienes ofrecen estos servicios. Lamento mencionar todas estas cuestiones, pero siempre han sido los obstáculos y todavía lo son. La energía geotérmica puede ofrecer energía a diez mil millones de personas, por lo tanto más que a toda la población mundial, pero por eso mismo no hay nadie dispuesto a invertir en ella, sería como vender agua de lluvia: una estafa. Entonces, o estamos dispuestos a pagar por algo que podemos conseguir fácilmente, o nadie invertirá en estos proyectos. Este es el muro a superar, y solo veo dos alternativas por ahora: encontrar una solución que, además de ser eco-sostenible, también conduzca a un negocio económico, o arremangarnos y volvernos autosuficientes. Opto por lo último. Convertirse en autosuficiente significa alejarse por completo de las multinacionales que ofrecen agua y energía, sino producir energía solo con paneles solares, lo mismo que con agua. Por lo tanto, es obvio que nunca se hará una LEY real de este tipo porque la política está demasiado influenciada por las multinacionales. Autosuficiencia, aquí está mi propuesta para hacer realidad ideas como la tuya.

Hay tantas ideas geniales y como sabes lo importante es creer realmente en ellas y con cada sacrificio.
sobre todo informando a la gente tanto como sea posible (como sabes hoy sn sólo informado sobre la realidad y diversas tonterías basadas en el consumismo)

por lo tanto, ciertamente podríamos con estas actitudes, contribuir de nuestra pequeña manera
pero no produciríamos ningún resultado si el sistema social y económico no se cambia totalmente. Abandonar el consumismo ... y encaminarnos hacia un feliz decrecimiento (y fíjate, no debemos dejarnos engañar por el término. ya que hoy el crecimiento tiene que ver principalmente con el PIB. que no es en absoluto un parámetro que mida nuestra riqueza en términos de bienes y de avance social. . pero solo de BIENES. mercantilización egoísta y asesina)


y la mejor herramienta que podemos utilizar y de la que podemos tomar un ejemplo. especialmente para la energía (como saben la era del petróleo barato está terminando ... así como este horrible sistema consumista basado en el petróleo)
y por tanto encontrar amplia referencia en los mecanismos naturales del ecosistema
se llama
PERMACULTURA


Rudi Putra. ¿De qué sirve ser rico si no podemos disfrutar del medio ambiente?

Un año después de la entrega del Premio Ambiental Goldman, Rudi Putra habla de su tierra, Indonesia, cada vez más amenazada por la deforestación.

Deforestación en Indonesia. Como primera pregunta, sería útil tener algunos datos sobre la deforestación en su país. ¿Qué efectos ha tenido la moratoria impuesta por el gobierno de Yakarta en 2011 y está teniendo?
Creo que la moratoria no ha tenido un efecto significativo desde que fue anunciada por el gobierno en 2011. La tasa de deforestación en Indonesia sigue siendo muy alta: ha superado las 800.000 hectáreas por año incluso después de que la moratoria entró en vigor. La tala, tanto legal como ilegal, es común en todas las áreas forestales de Indonesia, particularmente en Sumatra y Kalimantan. Estas violaciones también ocurren en áreas protegidas como parques nacionales, santuarios de vida silvestre y otras áreas protegidas por la ley.

Las causas. La expansión de las plantaciones de palma aceitera es una de las principales causas de la deforestación en Indonesia, cuya tasa, en 2014, incluso superó a la de Brasil. ¿Cuáles son los efectos sobre la biodiversidad?
Estamos perdiendo biodiversidad a un ritmo inigualable en el mundo. Miles de especies están en peligro debido a la deforestación en Indonesia. El hábitat típico de los bosques de tierras bajas que albergaban elefantes, tigres, rinocerontes y orangutanes también se ha perdido debido a la expansión de las plantaciones de palma aceitera, la autorización para abrir nuevas minas y para la construcción de grandes obras. Estos animales se extinguirán muy pronto si el gobierno de Indonesia no logra frenar la tasa de deforestación. En 2013, el elefante fue reconocido oficialmente como en peligro de extinción debido a la pérdida de su hábitat registrada en los últimos diez años.

Aceite de palma responsable. Recientemente afirmó que "no estamos en contra del aceite de palma, solo estamos en contra cuando las plantaciones de aceite de palma destruyen el bosque". ¿Cómo reconoce el aceite de palma sostenible, aquel que no destruye los bosques y la biodiversidad?
No todas las plantaciones de palma aceitera están mal gestionadas. Algunas empresas que conozco las gestionan bastante bien. Para ello, deben gestionar las plantaciones durante un período prolongado, sin dañar los bosques y protegiendo áreas importantes para la biodiversidad, sin afectar los recursos hídricos.

Muchas otras plantaciones, en cambio, están destruyendo el bosque, amenazando a los animales y creando situaciones de conflicto entre las comunidades locales. El número de empresas que se portan mal es mayor que el de las "buenas". Algunos incluso deforestan a gran escala y solo entonces adoptan principios de sostenibilidad. Para nosotros estas empresas son las peores porque destruyen un bosque rico en biodiversidad y de fundamental importancia para el hombre. Esperamos que la comunidad internacional tome esto en cuenta, no solo presionando para la adopción de los principios RSPO (Mesa redonda sobre aceite de palma sostenible), sino también observando las acciones que han apoyado en el pasado para sus plantaciones. Si destruyen los bosques y luego se adhieren a los principios de la RSPO, no pueden recibir elogios, como si la deforestación llevada a cabo en el pasado nunca hubiera sucedido.

El aceite para Indonesia. Indonesia y Malasia producen alrededor del 90 por ciento de todo el aceite de palma en el mercado del mundo. ¿Qué representa esta industria para Indonesia en términos de oportunidades laborales?
La producción de aceite de palma ofrece muchas oportunidades de trabajo para quienes viven en Indonesia, pero estas son escasas si las plantaciones son administradas por multinacionales y no por familias locales. En el primer caso, una plantación de mil hectáreas puede dar empleo a unas cien personas, pero en este caso los trabajadores proceden de otras zonas. Pero cuando se entregan mil hectáreas a la comunidad local, en manos de una empresa, al menos 250 familias pueden ver cómo mejoran sus vidas.

En cualquier caso, el problema no es cuánto trabajo se crea, sino cuánto ambiente se destruye con la expansión de estas plantaciones. Sufrimos de fenómenos como la sequía, las inundaciones, el aumento de los conflictos con la vida silvestre, la destrucción de infraestructura como carreteras y la pérdida de la conciencia ambiental. La expansión de las plantaciones de aceite de palma en áreas remotas enseña a la gente a la codicia, a enriquecerse cada vez más sin pensar en conservar el medio ambiente para disfrutarlo.

Por lo tanto, las comunidades locales se ven tentadas y participan en la deforestación para dejar espacio a las plantaciones incluso en áreas inadecuadas, como en la cima de colinas, en terrenos escarpados o en tierras que deberían proteger para su propia supervivencia. No hay ningún privilegio en encontrar un trabajo si la mayoría de nosotros sufriremos los desastres ambientales causados ​​por la tala de árboles.

Y para los indonesios. ¿El aceite de palma está presente en la dieta tradicional de Indonesia? ¿Cuáles son sus fortalezas y debilidades para la salud?
No sé exactamente cuándo el aceite de palma se convirtió en parte de nuestra dieta, pero aún es un fenómeno reciente. Las plantaciones de aceite de palma se expandieron a principios del siglo XX, incluso entonces para la exportación. Cuando era niño, en los ochenta, recuerdo que usábamos aceite de coco casero. Cada familia tenía una palmera de la que recolectar los cocos que se utilizaban para hacer aceite de cocina, sin necesidad de comprarlo. Pero este ya no es el caso y la mayoría de las familias usan aceite de palma. No puedo decir cuáles son los beneficios para la salud y los riesgos del consumo de aceite de palma, pero me doy cuenta de que los indonesios ahora sufren mucho más de enfermedades cardíacas.

Exportar. El aceite de palma puede ser crudo o refinado, este es el menos bueno para la salud. ¿Cuál es la forma más exportada y, por tanto, utilizada en el mundo?
Indonesia exporta aceite de palma crudo, en general, aunque el aceite a veces se trata localmente para extraer derivados.

Premio ambiental Goldman. Ha pasado un año desde que fue galardonado con el Goldman Environmental Award, el mayor reconocimiento en este campo. ¿Qué efecto ha tenido este premio en tu trabajo?
Nunca esperé ganar este premio. Me he beneficiado mucho del reconocimiento, especialmente porque me siento más fuerte y más motivado para continuar la lucha por salvar el medio ambiente en Indonesia.


Soja y biodiésel: el controvertido desarrollo de los agrocombustibles en Brasil [01/03/2010]

Fotografías de Federico Labanti

El biodiesel elaborado a partir de soja y el etanol de caña de azúcar son los dos principales combustibles de energía agrícola producidos en Brasil, aunque el Plan Nacional Agroenergético 2006-2011 también incluyó el desarrollo de otras fuentes agrícolas, como la biomasa forestal y los residuos de la agricultura y ganado.

El biodiesel elaborado a partir de soja y el etanol de caña de azúcar son los dos principales combustibles de energía agrícola producidos en Brasil, aunque el Plan Nacional Agroenergético 2006-2011 también incluyó el desarrollo de otras fuentes agrícolas, como la biomasa forestal y los residuos de la agricultura y ganado. Se esperaba la producción de biodiesel a partir de cultivos como ricino, girasol y palma en un régimen de agricultura familiar como un modelo ambientalmente sostenible y socialmente inclusivo, que se introduciría con el desarrollo del sector agroenergético. Sin embargo, a pesar de las intenciones del Plan, la mayor parte del biodiesel producido en Brasil se obtiene de la soja, cuyo mercado está controlado por multinacionales y cuyo cultivo está en manos de grandes terratenientes. Hasta ahora, las acciones del gobierno para revertir esta tendencia han sido insuficientes y la sostenibilidad del sector agroenergético sigue siendo un problema sin resolver.

Agricultura sin agricultores

La producción mundial de soja ha aumentado drásticamente desde la década de 1990, principalmente estimulada por el aumento del consumo de soja como forraje. De hecho, en los últimos quince años, el aumento de la demanda mundial de carne, especialmente la explosión de la demanda china, también ha aumentado la necesidad de piensos.

Entre las causas de la expansión de la soja, también se debe considerar la multiplicidad de productos que se pueden obtener de ella. El proceso de trituración del trigo transforma aproximadamente el 80% de su volumen en pienso y el resto en aceite. En los últimos años, se han ideado varios usos nuevos para este último derivado. Además del tradicional aceite de soja refinado, utilizado para cocinar, se obtienen grasas hidrogenadas, margarina, lecitina, tinturas, cosméticos, fármacos y medicinas. La producción de biodiésel es solo el destino comercial más reciente de esta leguminosa Agronegócio e biocombustíveis: mezcla explosiva Uma, Foro Brasileño de ONGs y Movimientos Sociales para el Medio Ambiente y el Desarrollo (FBOMS), 2006. "data-toggle =" popover "data-original-title =" Note 1 "> [1].

El nuevo modelo de cultivo de la soja se basa en los mismos ejes de la Revolución Verde: monocultivo, uso intensivo de aporte agroquímicos, industrialización de la agricultura, dependencia de grandes empresas corporaciones transnacionales y cultivos producidos para la exportación. La herramienta que impulsa el modelo es el paquete de biotecnología que consiste en la semilla de soja transgénica RR, herbicidas a base de glifosato y la técnica de siembra directa.

La siembra directa es una técnica agronómica independiente del arado para preparar los campos para la siembra. Es una práctica que generalmente promueve la protección edáfica aumentando el contenido de materia orgánica y evitando la erosión. Sin embargo, esta práctica, aplicada junto con el uso de semillas resistentes a herbicidas, favorece la proliferación de enfermedades y, en consecuencia, conduce a un aumento exponencial de las cantidades de herbicidas, fungicidas e insecticidas utilizados. El beneficio económico inmediato para el productor es la drástica reducción de la mano de obra empleada durante la siembra - menos del 28-37% en comparación con los cultivos tradicionales - y la consiguiente reducción de los costes de producción. Por otro lado, sin embargo, la industrialización de la agricultura implica grandes inversiones de capital en costosas aporte necesaria para que la máquina de producción dé sus frutos, haciendo que la soja sea rentable solo si se produce a gran escala y con procedimientos altamente mecanizados.

De hecho, una compleja agroindustria se ha desarrollado de la mano del avance de la soja, involucrando agroquímicos multinacionales, centros de investigación en los campos de la genética y biotecnología, grandes empresas agrícolas, bancos y diversos sectores industriales. Las multinacionales presentes en territorio brasileño -como Bunge, Cargill, ADM, Dreyfuss y algunas grandes empresas locales como Amaggi- gestionan alrededor de un tercio de la soja nacional, principalmente en las fases de almacenamiento, tratamiento, transporte y comercialización en los mercados mundiales. .

Obviamente, todo esto tiene un fuerte impacto en el equilibrio económico de todo el sector, en la evolución de los precios de los productos, en los costos fijos necesarios para una producción rentable y casi siempre todo el proceso es muy perjudicial para los pequeños y medianos productores.

Otro factor decisivo para la expansión de la soja es el sector de infraestructura. En Brasil, los costos de transporte y eliminación de la soja son muy altos en comparación con los países vecinos. El transporte se realiza principalmente por carretera, con distancias medias recorridas en camiones cercanas a los 1000 kilómetros y con costes mucho más elevados que por ferrocarril o vía fluvial. Inoltre, la rete stradale è molto carente soprattutto nelle aree interne, le reti ferroviaria ed idroviaria sono praticamente inesistenti e i porti hanno una capacità di smaltimento delle merci insufficiente. Infine, la maggioranza delle aziende brasiliane hanno in genere una capacità di immagazzinamento molto ridotta e, conseguentemente, il produttore è costretto a vendere rapidamente il raccolto, rinunciando così ad eventuali guadagni speculativi sull’andamento dei prezzi. I progetti di investimento in infrastrutture – per potenziare il trasporto interno, le strutture di immagazzinamento e la capacità di smaltimento dei porti – sono, quindi, determinanti nella definizione delle rotte di espansione della soia.

Storicamente, il Brasile ha risposto all’incremento della domanda mondiale di soia con l’avanzamento della frontiera agricola. La colonizzazione della regione centro-orientale comincia negli anni ’70, con una politica statale di incentivo alle migrazioni verso quelle aree. In quegli anni si produce l’esodo di milioni di famiglie di piccoli agricoltori dal Sud del paese verso gli Stati di Mato Grosso, Rondonia, Acre, Roraima e Parà. Da allora si è avviato, in questi Stati, un processo di deforestazione e di uso delle aree aperte per l’allevamento e l’agricoltura con ritmi più o meno accentuati, principalmente in funzione dell’andamento del mercato agricolo. L’allevamento è, in genere, l’attività che agisce direttamente nell’apertura di nuove aree, “preparando” il terreno per future coltivazioni di soia. Tuttavia, sono stati accertati numerosi casi di coltivazioni di soia impiantate subito dopo il disboscamento, soprattutto nelle aree interne del Mato Grosso nelle fasi di maggior espansione di questa coltura. Secondo il rapporto Eating up the Amazon di Greenpeace International, riferito al 2005, la soia rappresentava, in quel periodo, la maggiore minaccia per la foresta amazzonica. Tra il 2003 e il 2005 le aree settentrionali dello Stato di Mato Grosso e quelle meridionali del Parà hanno visto crescere enormemente le coltivazioni di soia. L’avanzata della frontiera agricola si è sviluppata seguendo le linee segnate dalla precedente colonizzazione di piccoli agricoltori provenienti dagli Stati del sud, dall’apertura illegale e dall’occupazione di nuove aree di foresta o di cerrado e dalla crescente presenza delle multinazionali, che hanno permesso il finanziamento di nuove infrastrutture – strade, magazzini, centri di smistamento, ecc. – e garantito l’acquisto dei prodotti agricoli.

Tra il 1994 e il 2004, il commercio mondiale della soia è raddoppiato. Il 70% di questo incremento è stato assorbito dalla Cina, dove, nello stesso periodo, la produzione totale di carne è cresciuta da 45 a 74 milioni di tonnellate, generando una rapida crescita della domanda di foraggio. Argentina e Brasile hanno risposto rapidamente a questa nuova opportunità di mercato, fornendo più di due terzi dell’aumento delle esportazioni mondiali. In Brasile, tra il 1999 e il 2000 e tra il 2004 e il 2005, gli Stati del Mato Grosso, Goiás e Mato Grosso do Sul hanno raddoppiato l’estensione delle coltivazioni di soia aggiungendo circa 54.000 kmq. Il tasso annuale di deforestazione nell’Amazzonia tra il 2000 e il 2005 (22.400 kmq all’anno) è stato superiore del 18% a quello dei cinque anni precedenti (19.000 kmq all’anno), in gran parte proprio in seguito all’espansione agricolaWorld Development Report, 2008: Agriculture for Development." data-toggle="popover" data-original-title="Nota 4" > [4].

Le forti pressioni internazionali portarono l’Associazione Brasiliana delle Industrie di Olii Vegetali (Abiove) e l’Associazione Brasiliana di Esportatori di Cereali (Anec) a firmare nel 2006 la “Moratoria della soia”, assumendo, così, il compromesso di non commercializzare il prodotto proveniente dalle nuove aree disboscate dell’Amazzonia o da aziende in cui siano state rilevate situazioni di schiavitù dei lavoratori. Dopo due anni, lo stesso Greenpeace ha valutato positivamente il risultato di questa iniziativa, che ha contribuito a rendere la soia più rispettosa della foresta e dei diritti dei lavoratori. Tuttavia, il calo del tasso di deforestazione dopo l’annus horribilis del 2004 è soprattutto riconducibile alle congiunture del mercato globale e le stime suggeriscono che la superficie coltivata a soia aumenterà ancora. Il mercato degli agrocombustibili si inserisce tra i vettori di questo incrementoRepúblicas Unidas de la soja. Realidades sobre la producción de soja en América del Sur, Gruppo di Riflessione Rurale (GRR), 2007." data-toggle="popover" data-original-title="Nota 5" > [5].

Il “combustibile sociale” in mano alle multinazionali

La produzione di biodiesel in Brasile fu pianificata 35 anni fa insieme a quella dell’etanolo. A differenza dell’etanolo, però, il biodiesel non era mai stato inserito nel mercato, rimanendo circoscritto alla ricerca accademica e scientifica. Questa situazione si ribaltò nel 2003, quando fu istituito un gruppo di lavoro interministeriale incaricato di elaborare studi sulla viabilità dell’utilizzo di olio vegetale come fonte alternativa di energia. Nel dicembre 2004 venne lanciato il Piano Nazionale di Produzione e Uso del Biodiesel (PNPB), incentrato su tre punti: l’inclusione sociale attraverso l’agricoltura famigliare, la sostenibilità ambientale e la viabilità economica.

Per garantire la viabilità economica del biodiesel, il cui prezzo è più alto di quello del diesel di origine fossile, il governo brasiliano ha optato per l’imposizione di una quota obbligatoria di miscela del diesel con l’agrocombustibile. L’obbligo è entrato in vigore a gennaio del 2008, con una quota iniziale del 2% che è aumentata progressivamente fino al 4% e che, nel 2010, raggiungerà il 5%.

Il settore privato ha reagito immediatamente all’introduzione della quota, con un rapido investimento nelle strutture necessarie per l’elaborazione del combustibile. Di fatto, già nel 2008 esistevano 51 impianti di produzione di biodiesel nel paese e nel 2009 ne sono stati ultimati altri 14, elevando la capacità di produzione a 4 bilioni di litri annuali – a fronte del fabbisogno di circa 1700 milioni di litri all’anno stabilito dalla quota obbligatoria del 4%. Almeno altri 35 progetti di impianti sono, oggi, in fase di valutazione da parte del Ministero delle Miniere e dell'Energia e verranno costruiti nei prossimi anniO Brasil dos Agrocombustíveis: Os impactos das Lavouras sobre a Terra, o Meio e a Sociedade, Repórter Brasil, 2009." data-toggle="popover" data-original-title="Nota 6" > [6].

L’inclusione sociale e l’appoggio all’agricoltura famigliare sono stati agevolati dall’introduzione del “Marchio del Combustibile Sociale”. Si tratta di una certificazione fornita dal Ministero dello Sviluppo Agrario al produttore industriale di biodiesel a condizione che questo soddisfi due requisiti: l’assistenza tecnica agli agricoltori famigliari per la produzione di oleaginose e l’acquisto da loro di almeno un terzo della materia prima. Il marchio è a sua volta condizione imprescindibile per poter accedere agli esoneri fiscali creati con il Piano Nazionale del Biodiesel. La politica di agevolazione tributaria si è rivelata fino ad oggi insufficiente per incentivare l’agricoltura famigliare del ricino nel Nord-Est o della palma nel Nord, e ha invece stimolato la produzione industriale di soia nel Centro-OvestConstruir a diversidade da matriz energética: o biodiesel no Brasil, in Abramovay, R. (a cura di), Biocombustíveis. A energia da controvérsia, Editora Senac, São Paulo, 2009." data-toggle="popover" data-original-title="Nota 7" > [7].

La produzione totale di biodiesel in Brasile è aumentata da poco più di 700 metri cubi nel 2005 a più di 1 milione e mezzo di metri cubi nel 2009 [8]. Di questi, una quota compresa tra il 70 e l’85% – a seconda del mese, in funzione del ciclo di raccolta della coltura – proviene dall’olio di soia. Il resto viene ricavato da grasso bovino (10-20%) e da olio di cotone (1-6%). La produzione di biodiesel a partire da colture come il ricino, la palma, il girasole e la colza, prospettata dal Piano Nazionale, è ancora praticamente inesistente.

La catena di produzione della soia, come abbiamo visto, è assai strutturata nel paese ed è il risultato di più di quarant'anni di ricerche, investimenti e sviluppo del mercato. Se tutto il biodiesel fosse prodotto dalla soia, basterebbe un 10% della produzione totale della coltura per soddisfare il fabbisogno interno. Inoltre, la maggior parte degli stabilimenti per la produzione di biodiesel sono strategicamente ubicati nelle aree di maggior produzione di soia, o ben collegati ad esse, e sono in fase di approvazione numerosi progetti per migliorare la logistica di trasporto nella regione Centro-Ovest, dove si concentra il 50% della produzione di soia nazionale. Infine, le grandi multinazionali dell’agroindustria, che si spartiscono il Cono Sud con le grandi imprese minerarie e petrolifere, stanno formando un sistema di imprese integrate: “si sta sviluppando una strategia regionale ed un progetto di integrazione corporativa. Il dominio territoriale si esprime tramite l’espansione delle monocolture e la realizzazione di vie logistiche di smaltimento verso i porti”Forum di Resistenza all’Agrobusiness, giugno 2006." data-toggle="popover" data-original-title="Nota 9" > [9].

Il forte calo subito dai crediti concessi agli agricoltori nel secondo semestre del 2008, dopo la scossa della finanza mondiale, ha stroncato le aspettattive ottimistiche prospettate per la raccolta di soia della stagione 2008/2009. Tuttavia, nonostante la crisi, gran parte degli investimenti programmati per lo sviluppo del settore del biodiesel sono stati riconfermati nel 2009.

Questo impegno negli investimenti si spiega anche con le grandi aspettative di apertura del mercato globale al biodiesel brasiliano, ancora poco esportato. Il governo del presidente Lula ha firmato una serie di accordi bilaterali, principalmente con gli Stati Uniti e con l’Unione Europea, al fine di ampliare le possibilità di esportazione. Se questi accordi si concretizzeranno, il Brasile diventerà il principale fornitore di agrocombustibili nel mercato internazionale.

Sebbene il biodiesel non sia, oggi, il principale vettore di espansione della soia in Brasile, è un fattore che viene ad aggiungersi al fiorente mercato internazionale di questa leguminosa e che presenta prospettive molto promettenti nel nuovo scenario energetico globale. Indubbiamente la soia è uno degli elementi più importanti dell’economia brasiliana, ma, come abbiamo visto, appartiene a un settore che genera seri problemi dal punto di vista sociale e ambientale.

Il potenziamento dell’agricoltura famigliare e dello sfruttamento sostenibile del territorio, prospettato dal Piano Nazionale di Produzione e Uso del Biodiesel, è legato alla diversificazione delle colture, in particolare alla promozione di quelle più adatte alla piccola produzione. Tutto ciò necessita, però, di uno sforzo da parte del governo, perché metta in campo risorse economiche a sostegno dei piccoli produttori e della ricerca tecnologica. Questo sforzo è stato realizzato solo in parte e le condizioni estremamente vantaggiose dell’industria della soia in Brasile hanno favorito la concentrazione della produzione di biodiesel a partire proprio dalla soia. Se questa tendenza non verrà contrastata, e non ci sono molti segnali in questa direzione, le potenzialità benefiche della produzione di biodiesel non potranno esplicarsi.

1. Agronegócio e biocombustíveis: Uma mistura esplosiva, Forum Brasiliano di Ong e Movimenti Sociali per l’Ambiente e lo Sviluppo (FBOMS), 2006.

2. Il Brasile è composto da 7 biomi, complessi di ecosistemi terrestri caratterizzati da tipi fisionomici simili di vegetazione. Il cerrado è uno di questi. Si tratta di una savana tropicale, la più ricca al mondo in biodiversità. Si estende per circa 1,9 milioni di km quadrati e detiene un terzo della biodiversità brasiliana e un 5% della flora e della fauna mondiali (AAVV, Instituto Socioambiental, Almanaque Brasil 2008).

3. La soia RoundUp Ready (RR) deriva da un seme transgenico brevettato dalla Monsanto e disegnato appositamente per tollerare le fumigazioni di erbicidi al glifosato, come il RoundUp, prodotto anch’esso dalla Monsanto.]], multinazionale di biotecnologie agrarie nota nel settore della produzione di sementi transgeniche. L’espansione della soia si accelera enormemente in tutto il Cono Sud[[Cono Sud: zona geografica comprendente i paesi sudamericani che sono al di sotto del Tropico di Capricorno. La regione include per intero l’Argentina, il Cile e l’Uruguay, oltre a porzioni del Paraguay e alle regioni meridionali del Brasile, in particolare gli Stati del Rio Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná e São Paulo.]] a partire dal 1996, quando in Argentina viene liberalizzato l’uso delle colture transgeniche. Dall’Argentina i semi di soia geneticamente modificati furono introdotti illegalmente nei paesi vicini. Nel 2004 una pubblicità della Syngenta[[Multinazionale dell’agrobusiness specializzata nella vendita di sementi e pesticidi e nella ricerca nei campi della genetica e delle biotecnologie.]] indicava su una mappa la “Repubblica unita della soia”, che includeva parte dei territori dell’Argentina, l’Uruguay, il Paraguay e il Brasile in una metaforica unione, in cui la presenza di questa coltura (e delle multinazionali) prendeva il posto degli Stati nazione[[Vicente, C., La república de la soja. Crónica de un desastre anunciado, in “Expreso Immaginario”, 2004.

4. Banca Mondiale, World Development Report, 2008: Agriculture for Development.

5. Rulli, Javiera (a cura di), Repúblicas Unidas de la soja. Realidades sobre la producción de soja en América del Sur, Gruppo di Riflessione Rurale (GRR), 2007.

6. O Brasil dos Agrocombustíveis: Os impactos das Lavouras sobre a Terra, o Meio e a Sociedade, Repórter Brasil, 2009.

7. De Campos, A., Carmélio, E., Construir a diversidade da matriz energética: o biodiesel no Brasil, in Abramovay, R. (a cura di), Biocombustíveis. A energia da controvérsia, Editora Senac, São Paulo, 2009.

8. Agência Nacional do Petróleo, Gás Natural e Biocombustíveis.

9. Dichiarazione del Forum di Resistenza all’Agrobusiness, giugno 2006.


Olio di palma: dalla multinazionale Astra una moratoria per dire stop alla deforestazione in Indonesia

Astra ha deciso di presentare una moratoria per dire stop alla deforestazione in Indonesia. La multinazionale dell'olio di palma poche settimane fa era stata posta sotto accusa dagli ambientalisti per il suo operato nella produzione di olio di palma non sostenibile.

Le pressioni verso l'azienda sono proseguite e ora Astra Agro Lestari ha reso noto di voler dare il via ad un'iniziativa chiave per diventare uno dei firmatari dell'Indonesian Palm Oil Pledge (IPOP). Astra ha presentato una moratoria che permetterà di fermare immediatamente la conversione dei terreni per la coltivazione di palme da olio.

Di conseguenza Astra promette che non sarà più coinvolta nella distruzione di qualsiasi foresta naturale in Indonesia, né lo saranno le imprese che fanno parte della stessa società e che operano in questi luoghi.

Le ultime dichiarazioni di Astra hanno portato ad un nuovo intervento degli attivisti. Vemund Olsen, di Rainforest Foundation Norvegia, ha espresso il proprio parere in un comunicato. "Ci complimentiamo con Astra per aver dato una risposta immediata ai cittadini e agli investitori di tutto il mondo. La moratoria è un primo passo per proteggere le foreste pluviali che stanno scomparendo rapidamente in Indonesia".

Secondo gli attivisti, Astra ora dovrà puntare sulla trasparenza e dovrà coinvolgere tutti i propri dipendenti, facendo riferimento anche alle altre società che fanno parte del gruppo, a tutte le proprie sede e ai fornitori che si occupano di olio di palma.

Astra avrebbe deciso di prendere sul serio la gestione ambientale e di garantire sostenibilità nella produzione di olio di palma andando anche oltre i requisiti richiesti dalla legge. Ora Astra si dichiara favorevole all'IPOP e si propone di promuovere il settore della produzione di olio di palma sostenibile in Indonesia. L'IPOP comprende stop alla deforestazione, difesa dei diritti umani e delle comunità locali, tutela ambientale, supporto per gli azionisti.

Per rendere la produzione di olio di palma più rispettosa delle foreste è necessario compiere ancora molti passi avanti, ma questa presa di posizione è incoraggiante. Bisognerà attendere per comprendere se altri colossi della produzione di olio di palma decideranno di seguire l'esempio di Astra per preservare le foreste originarie in Indonesia e non solo.


Video: La deforestación del Amazonas un lapso de tiempo