Nuevo

Enfermedades de las plantas de bambú: consejos para tratar los problemas del bambú

Enfermedades de las plantas de bambú: consejos para tratar los problemas del bambú


Por: Jackie Carroll

Un grupo de bambú saludable es sorprendentemente resistente a plagas y enfermedades. Este artículo tiene la respuesta a los problemas comunes de las plantas de bambú.

Prevención de las enfermedades del bambú

Es más fácil prevenir las enfermedades de las plantas de bambú que curarlas una vez que se imponen. Las buenas condiciones de crecimiento promueven plantas saludables que resisten las enfermedades. Esto es lo que necesita una planta de bambú para prosperar:

  • Una buena gestión del agua es fundamental. Las plantas necesitan un suministro constante de humedad, pero al mismo tiempo, la tierra debe drenar bien para que no permanezca empapada por mucho tiempo. Los suelos ricos orgánicamente ayudan a regular la humedad.
  • Un lugar con mucha luz solar brillante promueve la buena salud y el vigor.
  • Una nutrición adecuada ayuda a mantener las plantas verdes y en crecimiento. Lo mejor es un fertilizante de bambú, pero no siempre está disponible. Los fertilizantes de palma también funcionan bien y, en caso de apuro, puede usar un fertilizante para césped. Tenga cuidado de no utilizar marihuana ni productos alimenticios que contengan herbicidas.

Algunas enfermedades de las plantas de bambú se transmiten principalmente a través de viveros que venden plantas enfermas. Asegúrese de comprar sus plantas en un vivero de renombre y pregunte si las plantas han sido examinadas para detectar enfermedades.

Tratar los problemas del bambú

Antes de poder tratar las enfermedades del bambú, debe identificar el problema. Afortunadamente, no hay muchas enfermedades que afecten al bambú y se distinguen fácilmente. Si el tratamiento de la enfermedad del bambú requiere poda, desinfecte las tijeras de podar entre cortes al flamear las hojas para no propagar la enfermedad.

  • Manchas de hongos - Las manchas de hongos, como el óxido, a veces aparecen en plantas más viejas. Las manchas son redondas y en su mayoría cosméticas. Aparecen con mayor frecuencia en climas húmedos. Puede tratar la enfermedad con un fungicida a base de cobre, pero dado que las plantas que tienen manchas son viejas, considere descartarlas para dejar espacio para plantas más jóvenes y vigorosas.
  • Virus del mosaico de bambú - este virus generalmente se adquiere en un entorno de vivero donde se transmite a través de las hojas de las herramientas de poda. El primer síntoma es un patrón de decoloración en mosaico en las hojas. Eventualmente verá la muerte regresiva comenzando en la parte superior de la planta. No existe cura para la enfermedad, pero es posible que pueda mantener vivas las plantas por un tiempo con una poda agresiva. Recuerde esterilizar las podadoras entre cortes.
  • Molde hollín - La hollín es causada por pequeños insectos chupadores, como cochinillas, pulgones y cochinillas. A medida que estos insectos se alimentan, excretan una sustancia pegajosa llamada melaza. La melaza se infesta rápidamente con el hongo de la fumagina, causando manchas negras antiestéticas. Puede lavarlo de la planta, pero siempre que tenga una infestación de insectos, regresará repetidamente. Deshazte de los insectos con aplicaciones frecuentes de jabones o aceites insecticidas. Siga las instrucciones de la etiqueta y aplique tan a menudo como las instrucciones lo permitan hasta que los insectos desaparezcan. Con los aceites, es importante seguir las pautas de tiempo en la etiqueta.
  • Problemas de podredumbre - Las pudriciones de las raíces y del corazón también afectan al bambú. La pudrición del corazón es un hongo que vive dentro de los tallos y puede ocurrir en cualquier parte del tallo. La pudrición de la raíz afecta las raíces y la parte inferior del tallo. Cualquiera de los tipos de podredumbre puede ir acompañado de hongos que crecen en el bambú o en el suelo en la base de la planta. Estas enfermedades no se pueden curar y eventualmente matarán a la planta. Retire las plantas, teniendo cuidado de eliminar todas las raíces para evitar la propagación de la enfermedad a otras plantas.

Este artículo se actualizó por última vez el


¿Por qué se está muriendo mi bambú de la suerte? (8 cosas para comprobar)

Las plantas de bambú de la suerte se están volviendo cada vez más comunes ahora, y encontrarás muchas personas que las mantienen en sus casas para tener suerte. Si recientemente ha comenzado a cuidar una planta de bambú de la suerte, es posible que le preocupe si no parece que le vaya bien.

¿Por qué una planta de bambú de la suerte parece estar muriendo si estás haciendo todas las cosas normales para cuidarla? Puede haber muchas cosas diferentes que estén sucediendo, y será crucial aprender sobre todas ellas para determinar qué está mal.

Siga leyendo para obtener información sobre las plantas de bambú de la suerte, así como sobre las causas de su muerte. Una vez que haya leído toda esta información, debería ser más fácil tomar una determinación sobre lo que realmente está sucediendo con su planta de bambú de la suerte.

Estas plantas son muy divertidas de cuidar, pero tendrás que hacer las cosas bien para que puedan prosperar. Con suerte, después de aprender más sobre las plantas de bambú de la suerte, será más fácil cuidarlas al máximo.


Quemadura de hoja bacteriana

El chamuscado bacteriano de las hojas, causado por el patógeno Xylella fastidiosa y propagado por los insectos que se alimentan, aparece como un pardeamiento de los márgenes de las hojas. El marrón a lo largo de los márgenes está separado del tejido verde sano por una banda pálida. El crecimiento de las plantas se reduce y eventualmente se producirá la muerte regresiva. No existe cura para el chamuscado bacteriano de las hojas, pero proporcionar al bambú celestial un cuidado excelente, incluido el acolchado y el agua adecuada, puede mantener el vigor de la planta y retrasar el progreso de la enfermedad.


Moho polvoriento

El mildiú polvoroso es una enfermedad fúngica común que se transmite por esporas de hongos. Estas esporas de hongos permanecen inactivas durante los meses de invierno sobre los escombros caídos que descansan alrededor del bambú de la suerte. Las esporas de hongos se transportan al follaje del bambú de la suerte durante los períodos frescos y húmedos de la primavera. El follaje del bambú infectado desarrolla pequeñas manchas blancas de hongos. Estas manchas se acumulan y se fusionan hasta que la superficie del follaje muestra una capa blanca y polvorienta de mildiú. El follaje infectado del bambú de la suerte experimenta un retraso en el crecimiento y muerte regresiva como resultado de la falta de penetración de la luz solar en la superficie de las hojas. El mildiú polvoroso se trata fácilmente con tratamientos fungicidas. El follaje gravemente infectado no se puede guardar y debe eliminarse de la planta.

  • El mildiú polvoroso es una enfermedad fúngica común que se transmite por esporas de hongos.
  • El follaje infectado del bambú de la suerte experimenta un retraso en el crecimiento y muerte regresiva como resultado de la falta de penetración de la luz solar en la superficie de las hojas.

5 razones para no plantar bambú en su jardín

El bambú es una estrella de moda del movimiento de la construcción ecológica, con una amplia variedad de pisos, muebles y otros artículos que se fabrican a partir de la hierba fuerte y de rápido crecimiento. Sin embargo, la producción de bambú debería dejarse en manos de los cultivadores comerciales. La resistencia y el rápido crecimiento del bambú lo convierten en una planta problemática para la mayoría de los jardines. Aquí están las cinco razones principales para no plantar bambú en su jardín.

1. El bambú puede extenderse a los patios vecinos.

Muchos propietarios plantan bambú para crear una pantalla de privacidad de rápido crecimiento alrededor de su casa. Ted Jordan Meredith, autor de Bambú para Jardines, señala que algunas especies de bambú crecen más de un metro por día. El bambú puede extenderse tan rápido como crece y no respeta las cercas ni los límites de propiedad.

El bambú crece de manera particularmente vigorosa cuando está adyacente a céspedes y jardines irrigados o en áreas bajas que recolectan agua. En lugar de simplemente bloquear la vista de los vecinos entrometidos, podría convertir la línea de su propiedad en una zona de guerra plantando bambú.

Algunas especies de bambú pueden incluso clasificarse como malas hierbas, lo que significa que un vecino podría obligarlo legalmente a retirar el bambú. También podría ser responsable por el costo de cualquier daño a la propiedad de los vecinos causado por su bambú, y por el costo de remoción de su propiedad.

2. El bambú puede ser una amenaza invasora para la biodiversidad.

El bambú que se esparce y se escapa de su jardín también puede causar problemas ecológicos. Muchas especies de bambú en expansión se clasifican como plantas exóticas invasoras que desplazan a las plantas nativas y amenazan la biodiversidad.

Las mejores formas de contener el bambú extendido tienden a ser costosas y complicadas, y puede que no valga la pena buscarlas para muchos propietarios. Además, no son infalibles. Los expertos de la Extensión Cooperativa de la Universidad de Georgia recomiendan enterrar polipropileno grueso o fibra de vidrio de 60 milésimas de pulgada o fibra de vidrio a unos tres pies de profundidad y dejar otras dos pulgadas de material por encima del suelo para inhibir la propagación de la superficie. Morgan Judy, de la Extensión Cooperativa de la Universidad de Clemson, sugiere crear una barrera sólida hecha de concreto, metal o madera tratada a presión de al menos 18 pulgadas de profundidad alrededor del bambú.

Cualquiera de estas barreras debería evitar que los rizomas de bambú poco profundos se propaguen, pero Judy aún recomienda monitorear de cerca el área para detectar brotes que escapan, particularmente durante la temporada alta de crecimiento a principios del verano.

3. Deshacerse del bambú puede llevar años.

El bambú es una relación a largo plazo que no debe tomarse a la ligera. Es posible que se necesiten años y un gran esfuerzo para eliminar el bambú no deseado. El primer paso para eliminar el bambú es eliminar toda la masa de raíces y los rizomas. Es más fácil decirlo que hacerlo, y muchos propietarios con vecinos amantes del bambú se quejan de que no pueden deshacerse de la hierba que se extiende. No importa cuánto excaven, los brotes siguen regresando.

Judy sugiere que cortar el césped con frecuencia puede agotar y matar de hambre al bambú, pero se necesitan al menos dos años de corte regular para ver los resultados.

4. Deshacerse del bambú puede requerir herbicidas.

Además, Judy señala que los herbicidas químicos a menudo son necesarios para controlar el bambú. Esto puede ser un problema para quienes intentan mantener jardines orgánicos y evitar el uso de herbicidas.

Judy recomienda Roundup Original, Quick Kill Grass y Weed Killer y otros herbicidas que contienen glifosato. Este herbicida de amplio espectro tiene una mínima actividad residual en el suelo y, por lo general, solo mata las plantas que se rocían directamente. Corta o pica el bambú y deja que vuelva a crecer hasta que se expandan las hojas nuevas. Luego rocíe el herbicida sobre las hojas.

Nuevamente, esto podría llevar años. Una aplicación no resolverá su problema con el bambú. Además, Judy advierte que se deben usar herbicidas de glifosato especializados cerca de arroyos, estanques y otras aguas superficiales. Eraser AQ, Pondmaster y otros productos están aprobados para su uso cerca del agua.

5. El bambú adecuado puede ser difícil de encontrar.

Los defensores del bambú argumentarán que no todas las más de 1000 especies de bambú son igualmente invasoras. Recomiendan agrupar especies de bambú en lugar de tipos esparcidos. El problema es que incluso las especies agrupadas se propagan, aunque no con tanta fuerza. También puede ser difícil diferenciar entre los tipos y algunos están mal etiquetados. Además, otras especies invasoras similares pueden confundirse con el bambú. Por ejemplo, los funcionarios de Extensión Cooperativa de la Universidad de Arizona advierten contra el trasplante o el fomento de la caña gigante (Arundo donax), una especie de bambú que ha invadido partes de su estado.

El bambú puede parecer una opción atractiva para el jardín, pero presenta serios problemas. Cíñete a un bambú de la suerte en una maceta interior pequeña o evita cultivar bambú por completo. Además, haga su tarea antes de comprar pisos de bambú y otros productos. Puede que no sea tan ecológico o duradero como crees.

Para obtener ayuda experta en la eliminación de bambú, contrate a un paisajista profesional.


Prevención de enfermedades en plantas de bambú

Plantas de bambú Se conoce desde hace mucho tiempo como una fuente de alimento para el oso panda, ya que comúnmente se cultiva en estado salvaje en las regiones salvajes de China. Sin embargo, la plantación de bambú se está volviendo cada vez más común en los jardines estadounidenses debido a lo resistente que es la planta. Con el cuidado adecuado de las plantas de bambú, no solo tiene una planta atractiva que le da un toque de oriente a su jardín, también tiene una base resistente con la que colgar maceteros y otros elementos decorativos en su jardín.

Cuidado adecuado de las plantas de bambú para prevenir enfermedades

Dado que las plantas de bambú no son nativas de América del Norte, las condiciones no son ideales para que las cultives en tu propio jardín. Como resultado, debe controlar cuidadosamente todas las condiciones en las que se cultivan las plantas de bambú. Aún así, no es difícil cultivar plantas de bambú. el jardinero promedio puede enfrentar fácilmente este desafío con solo un mínimo de investigación sobre cómo prevenir enfermedades en las plantas de bambú. Esta es una de las principales razones por las que la plantación de bambú se está volviendo más popular porque es fácil detectar signos de enfermedad y podredumbre.

Luz solar adecuada

Las plantas de bambú saludables necesitan mucha luz solar. Estas son plantas de exterior principalmente, por lo que es aconsejable tener estas plantas en el exterior de su jardín en lugar de en el interior. También necesitan mucha agua, fertilizante y mantillo. Para evitar que la enfermedad se establezca al principio, debe asegurarse de regar la planta todos los días durante el primer mes después del trasplante. Asegúrese de plantar las plantas en un área de su jardín que reciba mucha luz solar natural y tenga mucho fertilizante. Como preparación para la siembra, asegúrese de llenar el área con abono para agregar suficiente nitrógeno al suelo.

Hongo

Aún así, incluso con estas precauciones, la enfermedad puede ser un problema. Sin embargo, una vez que el bambú se arraiga completamente en el área, puede ser una planta muy abundante. Después del primer mes, no es necesario regar tanto. Sin embargo, los hongos pueden ser un peligro considerable al plantarlos. La parte más antigua del tallo de bambú, que tiene la consistencia de la mayoría de la madera, a veces puede ser víctima de un desagradable crecimiento de hongos. Esto se forma en estructuras en forma de anillo en el tallo, pero a menudo es de naturaleza cosmética y en realidad no daña la planta.

Virus y moho

El bambú también puede ser susceptible a virus y moho. El virus BaMV es muy común en las plantas de bambú, pero no debería tener que preocuparse demasiado por él. La mayoría de los proveedores prueban sus plantas de bambú antes de venderlas. Por último, debe ser consciente de la densidad de plantas que está plantando en su jardín. Muchas plantas de bambú pueden verse muy bien, pero la densidad puede provocar moho. Este moho, si no se controla, no solo representará un peligro para la planta, sino que también atraerá insectos como los pulgones que pueden atacar la estructura de la planta.


Preguntas frecuentes

1. ¿Puede el bambú amarillo de la suerte volverse verde de nuevo?

Si el culpable del problema del amarillamiento del bambú de la suerte es la deficiencia de nutrientes, sí. Puede volver a su verdadero color una vez que recupere suficientes sustancias esenciales. De lo contrario, no podrá recuperar su apariencia verde.

2. ¿Debo cortar las hojas amarillas del bambú de la suerte?

A menos que la razón del color amarillento sea la deficiencia de nutrientes, corte las porciones afectadas. Recortar las partes amarillas también detendrá el suministro innecesario de nutrientes en ellas. Este método también fomenta un nuevo crecimiento.

3. ¿Se puede regar Lucky Bamboo en exceso?

No debes regar en exceso el Lucky Bamboo. Cantidades excesivas de agua pueden pudrir las raíces. Las raíces podridas debilitarán, dañarán e incluso matarán a toda la planta.


Ver el vídeo: BAMBÚ6 PROBLEMAS6 SOLUCIONESRESUELTO CANAL DE PALNTAS. #001Bambu AMARILLO