Colecciones

La forma japonesa de cultivar plántulas 2 veces más rápido de lo habitual

La forma japonesa de cultivar plántulas 2 veces más rápido de lo habitual


A menudo, los amantes de los vegetales naturales cultivados en su sitio no tienen tiempo para plantar plántulas a tiempo. El proceso de tratamiento de semillas, preparación del suelo y contenedores de plántulas lleva tiempo, que es tan escaso en primavera debido a la gran cantidad de trabajo en el jardín y en el jardín. En este caso, existen formas de acelerar la germinación de las semillas. Cualquier cultivo de hortalizas con una semilla fuerte, por ejemplo, pepinos, calabacines, calabazas, germinará en 2-3 días si aplica el método de cultivo japonés.

Partiendo semillas con tijeras

El método de división ayudará a despertar rápidamente las semillas.

Para hacer esto, debe tomar unas tijeras con mangos largos y entre ellas sujetar la parte estrecha de la semilla, de donde brota. Con una ligera presión en los mangos, la semilla se parte y se abre. Este proceso es similar a cómo las semillas de girasol se rompen los dientes. La única diferencia es que la cáscara de la semilla para plantar no debe romperse por completo. En este caso, se vuelve inadecuado para plantar.

Esto acorta el tiempo de apertura de las semillas de forma natural cuando la cáscara se hincha.

Plantar en aserrín

Las ventajas del aserrín son que tienen una estructura suelta, baja conductividad térmica y absorben bien la humedad. Las semillas reciben el oxígeno necesario, la temperatura de dicho suelo permanece constante, además, se mantiene una humedad uniforme. Las plántulas emergen amigablemente; durante el trasplante, se daña un número mínimo de plantas.

Este método de plantación requerirá aserrín de madera en descomposición. Se vierten en un recipiente de 5 cm y se vierten con agua hirviendo. Tan pronto como el aserrín se haya enfriado un poco y haya absorbido agua, deben compactarse. Las semillas se colocan horizontalmente sobre aserrín, siguiendo el esquema de plantación. Con la colocación densa de semillas, las raíces de las plantas pueden entrelazarse, lo que complicará el proceso de recolección. La profundidad máxima de semillas es de 3-5 mm.

El material de siembra se rocía encima con una capa de aserrín de 2-3 cm, que debe apisonarse ligeramente.

El recipiente se cierra con una tapa o una envoltura elástica y se coloca en un lugar cálido.

Después de la aparición de las plántulas, los contenedores con plantas deben abrirse y colocarse en un lugar brillante y cálido.

Cuando aparecen 2-3 hojas verdaderas, las plántulas se pueden zambullir. El aserrín se desprende fácilmente de las raíces delicadas. Si las raíces están entrelazadas, puede separarlas suavemente con un palillo de madera.

Añadiendo humus

Muchos jardineros pierden el proceso de recoger plántulas y plantar hasta 6-7 hojas reales de plantas en el suelo en un lugar permanente. En este caso, es necesario hacer que el suelo sea fértil, proporcionarle macro y microelementos, crear una microflora útil, manteniendo su friabilidad y ligereza.

Esto se logra agregando humus al aserrín.

El método de plantación sigue siendo el mismo que cuando se usa solo aserrín como sustrato.

  • Impresión

Califica el artículo:

(22 votos, media: 4.1 de 5)

¡Compartir con tus amigos!


Para una germinación exitosa, debe elegir un lugar cálido donde no haya corrientes de aire. Si planea cultivar en el alféizar de una ventana, debe prestar atención al aislamiento de los contenedores, por ejemplo, puede colocar los contenedores sobre una toalla u otro sustrato para que la bola de tierra no se enfríe demasiado.

Humedezca el suelo solo con agua tibia, si hace frío, las raíces sufrirán cambios de temperatura. En este caso, la absorción de nutrientes se reduce, es posible que la raíz se pudra u otras enfermedades fúngicas.


De febrero a marzo, llega un momento crucial para todos los jardineros: la preparación y el cultivo de las plántulas. Hay muchas formas diferentes de cultivar plántulas utilizadas por los jardineros aficionados. Uno de ellos es el cultivo de plántulas sin tierra y se discutirá en este artículo. Tiene ventajas tales como un importante ahorro de espacio, la capacidad de rechazar rápidamente semillas no germinadas y de mala calidad y es adecuado para cualquier cultivo de hortalizas que se planee cultivar tanto en invernadero como en camas abiertas.

Muchos jardineros conocen este método desde hace mucho tiempo y disfrutan de una merecida popularidad, y en Internet puede encontrar artículos, fotos y videos sobre este tema. Mi experiencia en el cuidado de un huerto es muy pequeña, pero nunca es tarde para aprender algo nuevo. Una semana después de plantar las plántulas, la práctica muestra que las ventajas de este método de cultivo son bastante obvias.

Ejemplo de ahorro de espacio:


Las ventajas obvias de este método de cultivo se presentan en los videos, y los comentarios detallados ayudarán a encontrar respuestas a posibles preguntas. ¡Feliz visualización!

Semillas germinadas

Sumérgete en el pañal

Cuidado de las plántulas

La experiencia personal de usar este método de cultivo de plántulas dio un resultado excelente y, después de todos los eventos, solo queda transferir las plántulas a las camas y plantar de la manera habitual y conveniente. Y luego sigue el cuidado habitual de las camas y, como resultado, la recolección de una rica cosecha.


Sembrar semillas de tomate según el método chino.

Elija un recipiente adecuado. Los tomates se pueden cultivar en vasos de plástico separados, macetas pequeñas (hasta 0,5 l), casetes o en un recipiente común para plántulas.

Coloque drenaje en el fondo del recipiente (con una capa de 1-2 cm), agregue tierra nutritiva, vierta agua tibia.

Cuando se haya absorbido la humedad, haga agujeros (aproximadamente 1 cm) con un palo de madera o un lápiz y siembre las semillas en ellos. Coloque 2 semillas en recipientes separados (en caso de que una muera), y en un recipiente común siembre las semillas en ranuras hechas a una distancia de 4 cm entre sí. Mantenga una distancia de 2 cm entre las semillas y luego espolvoree las semillas con una fina capa de tierra húmeda y fértil. Si el suelo está seco, rocíelo con agua de una botella rociadora. Cubra el recipiente con una tapa de plástico o film transparente y colóquelo en un lugar cálido (con una temperatura de 22-25 ° C) y bien iluminado. Cuando aparezcan los primeros brotes, reduzca la temperatura a 17-18 ° C. Las plántulas de tomate deben exponerse a la luz durante aproximadamente 12 horas al día, por lo que es posible que necesite un phytolamp especial para iluminación adicional. Revise las plántulas con regularidad y rocíe con una botella rociadora cuando la tierra se seque.

Si ha sembrado semillas en suelo fértil, no es necesario alimentar las plántulas de tomate hasta el momento de la recolección. Las plántulas solo necesitan buena iluminación, calor y humedad. Con falta de luz, los brotes se pueden estirar.

Artículos útiles sobre el jardín, el huerto y el jardín de flores.

¿Cómo fertilizar la tierra para las patatas?
Cultivo y cuidado de Pelargonium Ampelnaya en el hogar.
Cuidado de la frambuesa de primavera: poda. Video


Ver el vídeo: Cómo hacer que una planta crezca más rápido?